La Mise en place más apropiada. Cómo poner la mesa correctamente.

Se acercan fechas muy señaladas y seguramente muchos de vosotros ejerceréis de anfitriones con la mayor ilusión.

Si vais a recibir a muchos invitados, lo primero que os tendréis que plantear es cómo queréis ubicarlos.

Si se trata de la Nochebuena o del día de Navidad, intentamos por todos los medios sentar a los comensales. Si se trata de la noche de Fin de Año, puede resultar más práctico organizar una cena tipo bufet.

En el caso de que vayamos a sentarlos a la mesa, hemos de tener muy en cuenta el espacio disponible. Para cada comensal hemos de calcular un espacio de 50-60 cm. como mínimo. No vale aquello de juntar más los platos, porque luego las sillas no nos van a caber.

Dependiendo del estilo que queramos dar y de la mesa que tengamos, nos podemos plantear colocar individuales o bien un mantel entero.

Yo uso mucho los individuales, pero no en Navidad. Creo que es el momento del año en que nos gusta lucir las mejores galas y por tanto, debemos rescatar aquel mantel de hilo que nunca usamos. Y esto hemos de hacerlo ahora: lavarlo y plancharlo, junto con las servilletas, y no esperar a la última semana.

Debajo del mantel, conviene siempre poner un muletón o una manta. Amortiguará los golpes y resultará más confortable.

Si usamos bajoplatos decorativos (también llamados platos de respeto) hemos de recordar que en ningún momento los sacaremos de la mesa y en ningún momento los dejaremos vacíos. Es decir, siempre tiene que haber un plato llano encima. Si servimos, por ejemplo, un consomé en un bol, debe de haber un plato llano entre el bol y el bajoplato.

En cuanto a la colocación del menaje, os dejo una imagen, que vale más que mil palabras:

 

Y en cuanto a la decoración, ya sabéis que depende del gusto de cada uno, del estilo que tengamos en casa etc. No existe una norma, más que la fundamental: el “menos es más”. Generalmente, un toque con velas y arreglos florales discretos es lo más elegante.